suljosblog.com
4, 7, 2020

Un día como hoy, nació José Sulaimán


¡Ochenta y  nueve años atrás, en Ciudad Victoria, Tamaulipas, nació una persona extraordinaria, que se convertiría en uno de los innovadores más brillantes de nuestro deporte!

Don José Sulaimán Chagnón, el comisionado más importante en la historia del boxeo.

Don José pasó parte de su infancia y juventud en el pueblo mencionado y en Ciudad Valles, San Luis Potosí. Se convirtió en un atleta entusiasta y talentoso, con firmes inclinaciones hacia el boxeo y el béisbol.

Se destacó en el boxeo desde muy pequeño; más tarde ocuparía todos los trabajos existentes en el deporte, como promotor, comisionado, réferi, juez, administrador, hasta que se estableció en la Ciudad de México, donde vivió el resto de su larga y fructífera vida.

Don José progresó como Secretario Ejecutivo del Consejo Mundial de Boxeo, para convertirse en Presidente.

Trabajó incansablemente durante casi cuatro décadas, siempre sirviendo con dedicación, creando y configurando cambios monumentales e históricos de enorme importancia en la medicina, mientras mejoraba constantemente las reglas, asegurando que se volviera el boxeo un deporte más humano.

Estos tremendos desarrollos y mejoras son por mucho, los mejores de la historia y esto es reconocido en todo el mundo.

Como padre del boxeo moderno, Don José nos dejó un legado fantástico para su querido Consejo Mundial de Boxeo. La más importante de las organizaciones de boxeo, con 166 países afiliados, campeones magníficos en todas las divisiones, además de registros y estadísticas que en otros tiempos y épocas eran impensables e inalcanzables.

Don José le dio al boxeo una nueva cara, pasando de un espectáculo manchado de violencia y peligro extremo a lo que es hoy, con peleas adecuadamente combinadas, regidas por reglas de vigilancia y cuidado que protegen en todo momento a aquellos que suben al ring a pelear.

Aunque el boxeo sigue teniendo riesgos, al igual que todos los deportes de contacto, estos no se pueden comparar con las condiciones severas, asombrosas y rudimentarias que prevalecieron en el pasado.

Do José falleció el 14 de enero de 2014 y siempre será recordado por su conocimiento, sabiduría, espíritu, dedicación, determinación, amor y la risa que lo caracterizaba de manera única, haciéndolo UN GRANDE EN TODO MOMENTO.

El camino que abrió el 5 de diciembre de 1975, cuando fue elegido por unanimidad presidente del WBC en Túnez, continuará como una carretera pionera y un faro de esperanza, fe y progreso.

Todos aquellos que realmente conocimos a Don José Sulaiman, aprecian tanto el título significativo y sincero que otorgaba  por lealtad, trabajo duro y consistencia confiable: “Mi buen amigo”.