suljosblog.com
30, 11, 2020

Él es Mauricio Sulaiman Saldivar, presidente de WBC


Él es Mauricio Sulaiman Saldivar, presidente de WBC

Nació el 30 de diciembre de 1969 en la Ciudad de México, Distrito Federal, hijo menor de José Sulaimán Chagnón y Martha Saldívar Morales. Hermano de José, Lucy, Héctor, Fernando y Claudia.
Un hombre apasionado de la música y los deportes, que desde niño siguió los pasos de su padre Don Jose Sulaimán, el hombre que le enseñó que servir a los demás.
Licenciado en Administración de Empresas, en el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, Campus Estado de México, que dentro de sus logros académicos se incluyen dos especialidades más, un diplomado en finanzas y otro en Gestión de Alta Responsabilidad por parte la Asociación de Presidentes de América.
Fue presidente y Director Ejecutivo de la Empresa Controles Gráficos, una empresa manufacturera con tres divisiones de negocio: impresión, seguridad y soluciones digitales. Para 1992 el WBC lo nombró Director de Relaciones Públicas y 1994 fue electo vicepresidente de la Federación Norteamericana de Boxeo (NABF).
En 2004 asumió el cargo de Secretario Ejecutivo del Consejo Mundial de Boxeo. El 12 de febrero de 2014 fue elegido por unanimidad presidente del Consejo Mundial de Boxeo.
Durante su gestión como dirigente de organismo, el Licenciado Sulaimán ha trabajado bajo los valores que le inculcó su papá en más de 38 años al frente del WBC, como la honestidad, responsabilidad, respeto, solidaridad y amistad.

A lo largo de su presidencia, el licenciado Mauricio ha dado forma a diversas iniciativas, como torneos amateur y profesionales, participación activa en programas sociales y de reinserción, impulso al boxeo femenil con la organización de tres convenciones, seguimiento al Fondo “José Sulaimán” que ayuda a los boxeadores más necesitados, creación de cinturones especiales para conmemorar grandes peleas, seminarios para jueces y referís en todo el mundo.

Así como la creación del Programa de Boxeo Limpio (CBP) que en colaboración con VADA, que tiene como objetivo principal, aparte de las pruebas, educar a los atletas sobre el peligro y desventajas que el dopaje puede ocasionar, además de las penalidades en dar positivo por sustancias prohibidas, dentro o fuera de una competición.

Otro punto importante, la colaboración con la fundación del Papa Francisco, Scholas Occurrentes, con la tarea de servir a la niñez en busca un futuro mejor para ellos, sin importar religión, raza o color por medio del deporte y el perdón que se le otorgó a Jack Johnson, primer campeón afroamericano.

Este año ha sido un reto para todos y el deporte como muchos otros aspectos de la vida cotidiana sufrieron un gran golpe, la Pandemia del COVID-19 puso a prueba la resiliencia de todos, pero el organismo lidereado por el licenciado Sulaimán, buscó, como siempre ha sido, la manera de mantenerse activo y de unir a toda la familia boxística y desde el inicio de la pandemia tomó varias acciones.

De inicio con la campaña “Quédate en Casa”, más tarde con prácticas con campeones involucrando aficionados para hacer así el doble WBC workout, para que uno en casa se mantuviera activo. Pláticas diarias conocidas como WBC talks en inglés y español de lunes a viernes, para que la comunidad del boxeo y deporte estuvieran comunicados, entretenidos y sobre todo activos.

Así mismo, el organismo diseñó un protocolo médico-administrativo para regresar el boxeo sin público, para que se pudieran llevar a cabo eventos y este documento se compartió en todo el mundo y ha sido muy exitoso.

Diversas actividades de responsabilidad social donde se entregaron despensas y se consiguió recursos para apoyar a la comunidad del boxeo sobre todo a personas mayores que no pueden salir de su casa.

Héroes por la humanidad fue una de las iniciativas más importantes pues con ello se busca reconocer a quienes desde distintos frentes aportan a sus comunidades en el combate a la pandemia de COVID-19, haciendo cosas extraordinarias.

Para este propósito, en cada entidad del país se reconoce a un héroe con una réplica a escala del Cinturón ‘Adolfo López Mateos’ WBC en su edición Mazahua-Otomí.

Todas estas acciones y el ser un hombre que no solo liderea al organismo más importante el WBC, sino que está al servicio de los demás lo ha llevado a ganar el Premio Nacional de Deportes 2020 en la categoría de “Fomento, Protección e Impulso”, reconocimiento que recibirá el próximo 20 de noviembre de manos de Presidente de la República Mexicana, Andrés Manuel López Obrador a nombre de toda la familia del boxeo mexicano.

Es importante mencionar que hace cinco años, de manera póstuma, su padre, Don José Sulaimán también fue honrado con este reconocimiento pues fue y será siempre un impulsor y revolucionario dirigente que llevó al boxeo a otro nivel, ponderando siempre la salud y protección de los boxeadores.