suljosblog.com
28, 9, 2020

Round 12: Reducción de rounds para peleas filiales WBC


Por Mauricio Sulaimán

Hijo de José Sulaimán / Presidente WBC

El Consejo Mundial de Boxeo, basado en la recomendación de su comité médico, votó unánimemente para reducir de 12 a 10 rounds todas las peleas de campeonato filiales al organismo.

Únicamente las peleas de campeonato mundial y campeonato Plata serán autorizadas a 12 episodios. http://suljosblog.com/suljos/wp-content/uploads/2020/02/charlo-harrison-II-fox-1.jpg

Se recomienda, inclusive, 8 rounds para los campeonatos regionales que manejan un menor perfil de nivel de experiencia de los boxeadores.

El boxeo es un deporte de contacto y puede resultar peligroso cuando no se cuida al máximo todas las medidas, que a través de los años, se han logrado implementar para maximizar la protección de los peleadores.

Los boxeadores son guerreros; gladiadores que están dispuestos a darlo todo arriba del ring. A ellos no les importa si son 10, 20 o 50 rounds, ellos pelearían hasta la muerte, tal y como sucedía en la época de los romanos.

La regla más importante de la historia del boxeo fue el reducir las peleas de campeonato mundial de 15 a 12 rounds.

Este cambio ha salvado vidas y ha dignificado la calidad de vida de todos los pugilistas al terminar su carrera arriba del ring.

El destino llevó a mi papá a conocer al Dr. Gerald Finerman, cuando ambos estaban haciendo ejercicio sobre una caminadora. La plática los llevó a conocer que uno era director de un área importante del hospital UCLA, y el otro, presidente del WBC.

De ahí nació un programa de estudios de lesiones cerebrales patrocinado por donativos del WBC.

Dichos estudios arrojaron información valiosísima, que además de dar los elementos al WBC para cambiar reglas, fue la base para estudios posteriores de la NFL, y son los que crearon el protocolo de atención en todas las salas de urgencias de los hospitales del mundo.

Los doctores Finerman, Hovda, Martin y Giza, con sus equipos correspondientes, deben ser considerados héroes de la humanidad, por esta aportación.

Entre otras cosas, los estudios determinaron que la duración de las peleas era causal de muchos padecimientos para los peleadores.

Después de 30 minutos de combate, el atleta presenta altos niveles de deshidratación, sumado a la fatiga por el desgaste físico, resulta una combinación mortal si se llega a recibir un golpe fuerte en la cabeza.

Fue así que, en 1983, don José Sulaimán redujo de 15 a 12 rounds las peleas de campeonato mundial.

Es ahora, que 38 años después, el WBC toma el siguiente paso para proteger a los boxeadores en desarrollo.

Los títulos internacionales, continentales, regionales, nacionales, etcétera, serán disputados a 10, o inclusive, ocho rounds. Estudios médicos y estadísticos nos señalan que un factor importante de riesgo es el cambio repentino para los boxeadores en cuanto a número de rounds combatidos.

Es muy común que los prospectos sean apresurados y llevados a combatir en mayor número de rounds de manera precipitada.

Es decir, se suben de cuatro a seis, u ocho, y después a 10 rounds demasiado rápido sin que estos se acostumbren a las exigencias físicas y mentales que representa entrar a esos “rounds desconocidos”.

Es necesario cuidar que los peleadores maduren y suban paulatinamente en cuanto a la cantidad de rounds que son programados.

El primer combate que se celebró a 12 rounds fue el título mundial welter vacante entre Milton McCrory y Colin Jones, el 19 de marzo de 1983, en Reno, Nevada, Estados Unidos. El resultado de la pelea fue un empate.

Recuerdo perfectamente cuando mi papá regresó de Las Vegas, tras aquel primer combate a 12 rounds.

Estaba muy callado y pensativo durante varios días. Finalmente una noche cenando en familia nos platicó su sentir.

“Jamás había recibido una rechifla como sucedió en esta pelea. El público me humilló, la prensa me ataca sin piedad, y hasta amenazas de demandas tengo por las televisoras. He meditado mucho, revisé a detalle los informes de la UCLA, y anoche hablé con mi mamacita que está en el cielo. La decisión está tomada y es nuestra obligación cuidar la salud e integridad física de los boxeadores; no habrá fuerza, ni presión alguna que nos desvíe del camino de reformar al boxeo y hacerlo un deporte más humano”.

http://suljosblog.com/suljos/wp-content/uploads/2020/02/b1-e1581456915834.jpg

Muy lamentablemente tuvo que suceder la muerte del coreano Duk-Koo Kim, el 18 de noviembre de 1982,  en el episodio 14, para que el mundo del boxeo siguiera la medida del WBC, la cual unificó la regla de 12 rounds hasta nuestros días.

Agradezco cualquier comentario, idea o recomendación en contact@wbcboxing.com

 




Round 12: Reduction of rounds for WBC affiliated fights


 

By Mauricio Sulaiman

Son of Jose Sulaiman / WBC President

The World Boxing Council, based on the recommendation of its Medical Committee, voted unanimously to reduce all WBC affiliated championship fights from 12 to 10 rounds.

Only World Championship and Silver Championship fights will be authorized for 12 rounds.

http://suljosblog.com/suljos/wp-content/uploads/2020/02/charlo-harrison-II-fox-1.jpg

It is even recommended, to have 8 round fights for regional championships, which usually includes fighters with a lower experience profile.

Boxing is a contact sport and can be dangerous when not taking full care of all measures, which over the years, have been implemented to maximize the protection of fighters.

Boxers are warriors; Gladiators who are willing to give their all in the ring. They don’t care if they fight  10, 20 or 50 rounds. They would fight to the death, just as it was in Roman times.

The most important rule in boxing history was to reduce world championship fights from 15 to 12 rounds.

This change has saved lives and dignified the quality of life of all boxers after concluding their career inside the ring.

Fate led my dear father, Jose Sulaiman, to meet Dr. Gerald Finerman, when they were both exercising on a treadmill. That chat of destiny,  led them to know that one was Director of an important area of ​​the UCLA hospital, while  the other  was the President of the WBC.

This is how a brain injury research  program sponsored by WBC donations was born.

These studies yielded valuable information, which in addition to giving the elements to the WBC to change rules, was the basis for further studies in the NFL, and they are the ones which  created the care protocol in all the emergency rooms of the hospitals in the world.

Doctors Finerman, Hovda, Martin and Giza, with their corresponding teams, must be considered heroes of humanity, for this invaluable and vital contribution.

Among other things, the studies determined that the duration of the fights was the cause of many adverse conditions causing risks for the fighters.

After 30 minutes of fighting, the athlete experiences high levels of dehydration, added to fatigue due to physical wear, which  is a harmful  combination if a strong blow to the head is landed.

Thus, in 1983, Don Jose Sulaiman reduced the world championship fights from 15 to 12 rounds.

Now thirty eight  years later, the WBC takes the next significant step to protect developing boxers.

The international, continental, regional, national, etc. titles will be contested to 10 or even eight rounds. Medical and statistical studies indicate that an important risk factor is the sudden change for boxers in terms of the number of rounds fought.

It is very common for prospects to be rushed and taken to fight in a greater number of rounds in a hasty manner.

That`s to say, they climb from four to six, or eight, and then to 10 rounds too quickly without getting used to the extra and greater physical and mental demands of entering those “unknown rounds.”

It is necessary and imperative to graduate this process of maturity for fighters, gradually increasing and building their experience in terms of the number of rounds that they contest.

The first bout contested to 12 rounds was the vacant WBC welterweight world title championship between Milton McCrory and Colin Jones on March 19, 1983, in Reno, Nevada, United States. The result of the fight was a draw.

I clearly remember when my Dad returned from Las Vegas, after that first fight at 12 rounds in a pensive mood.

He was very quiet and thoughtful for several days. Finally, one night having dinner with us his  family he told us about his feelings.

“I had never ever been booed , which happened in this fight. The public castigated me, the press attacked me without mercy, and I even received  threats and warnings of legal action from television networks. I have deeply contemplated this issue.  I reviewed the UCLA reports in detail, and last night I talked to my Mom who is now in heaven. The decision is made and it is our duty as well as our obligation to take care of the health and physical integrity of the boxers, No force, no pressure or abuse of power will divert us from the path of reforming boxing and making it a more humane sport.”

Unfortunately, it took the death of Korean Duk-Koo Kim, in round fourteen,  for the world of boxing to realize this wisdom and finally yet belatedly follow the WBC measure, which unified the 12 rounds rule which stands for professional boxing in its entirety, to this very day.

I appreciate any comments, ideas or recommendations at contact@wbcboxing.com




Hace 30 años, Douglas sorprendió a Tyson ... y al mundo


http://suljosblog.com/suljos/wp-content/uploads/2017/10/buster.jpg

Un sorpresivo gancho y tres golpes veloces cambiaron la vida de James Buster Douglas, quien pasó de ser un desconocido para la mayor parte del mundo a ser el que noqueó al “Hombre más malo del Planeta”.  En este mes de febrero se cumplen 30 años de lo que probablemente ha sido la mayor sorpresa en el mundo del boxeo… El impactante nocaut sobre Mike Tyson.

“Coronarme campeón era un sueño para mí. Conseguir eso fue lo máximo. Fue asombroso” Douglas dijo sobre aquel nocaut del 11 de febrero de 1990.

A Buster no se le daba oportunidad alguna de sobrevivir muchos asaltos frente al temible Tyson, quien marchaba invicto como campeón. Aquella pelea en Tokio se consideraba más bien un trámite para Tyson, previa a una esperada pelea con Evander Holyfield.

No muchos sabían que el retador al título mundial era un tremendo deportista, que había practicado basquetbol colegial. Pero no se le tomaba muy en serio pese a su record de 29 triunfos y 4 derrotas como profesional.

Hijo del boxeador Bill “Dynamite” Douglas, “Buster” había dado algunos destellos en su carrera, pero por momentos mostraba falta de disciplina.

Casi tres semanas antes del combate, Lula Pearl, la madre de Douglas y la persona que más creía en él, falleció.  Cuando se le recordó que nadie pensaba que tuviera posibilidad alguna de derrotar a Tyson, James dijo: “Mi madre sí creía en mí”.

Tyson parecía indestructible arriba del ring, tenía un record de 37-0 con 33 nocauts antes de esa pelea. Las casas de apuestas en Las Vegas lo consideraban favorito por 42-1. Pero esa noche “Buster” salió inspirado, soportó la tormenta en los primeros episodios, utilizando constantemente su jab de zurda. En el octavo episodio Douglas se fue a la lona, pero el siguiente episodio lo dominó por completo. En el décimo, vino la hazaña.

“Lo liquidé con una combinación. Le di cuatro golpes terribles. No pudo levantarse”, relató Douglas.

En octubre de aquel año perdió el cinturón frente a Holyfi30eld en Las Vegas. La bolsa por su única defensa del título fue estimada en siete millones de dólares después de impuestos, por lo que le ayudó a tener una vida cómoda.

La Fe y la inspiración pueden mover montañas.