suljosblog.com
6, 5, 2021

Oswaldo Novoa asegura que defenderá con éxito contra el tailandés Menayothin


osbaldo novoa 04

 

En 16 minutos y 24 segundos la vida del tapatío Oswaldo Novoa cambió, al noquear en cinco rounds al campeón chino Xiong Zhao Zhong y ganar la corona semimosca del Consejo Mundial de Boxeo en febrero de este año.

“El triunfo  me cambió la vida. Nunca me pasó por la mente la derrota, me mentalicé que tenía que ganar de cualquier manera y así como gané el cinturón voy a Tailandia con la mentalidad de noquear para ser un campeón duradero”

Seis años atrás el “Gallito” Novoa ni siquiera se visualizaba a sí mismo peleando en un ring de boxeo, ni mucho menos como el portador del cinturón verde y oro que vivió 11 años en México, en poder de Ricardo “Finito” López.

A los 28 años, Novoa decidió entrar al gimnasio de boxeo. “pensé que mejor que estar en la calle perdiendo el tiempo, era hacer ejercicio”.

El boxeo es un deporte que exige mucha dedicación si se quiere llegar a la cima, por ello el “Gallito” tuvo que dedicar más tiempo a los entrenamientos que a su negocio de la venta de lentes, situación que afectó la economía familiar.

“Hubo momentos en que se me acababa lo que tenía ahorrado y como no había muchas peleas, pensaba en retirarme. Le decía a mi mánager ‘no ajusto. Mi familia necesita el dinero y me voy a poner a trabajar. Y me dijo ‘No, Gallo. Estás a un paso de disputar un campeonato del mundo’”.

Y gracias a su equipo de trabajo y su familia, el “Gallito” resistió las malas rachas a finales de 2013 le avisaron que tendría la posibilidad de retar al campeón del mundo y ahora que cumplió sus sueños, no está dispuesto a dejar el título por nada del mundo.

Novoa defenderá su cetro semimosca del WBC contra el imbatido tailandés Wanheng Menayothin, el 6 de noviembre en Bangkok, Tailandia.