suljosblog.com
22, 4, 2021

Jessica McCaskill, orgullosa monarca superligero del WBC


mccaskill-vavel-1538830995869

La vida de Jessica McCaskill ha estado llena de retos y episodios complicados; sin embargo, la flamante nuevo monarca mundial WBC, sabía que no debía dejarse vencer, que debía levantarse de la lona y enfrentar todo lo que le impidiera forjar su camino.

” Durante mi infancia llegamos a un punto en el qué entendíamos que debíamos hacer lo que fuera por sobrevivir. Terminamos viviendo en la parte de atrás de una iglesia. Nos echaron de nuestra casa. No teníamos dinero.

Tus instintos de supervivencia se activan y tratas de no empeorar ninguna de las situaciones. Intentas hacer que todo sea mejor. Soy un poco tonta, intento hacer que la gente sonría y solo trato de ayudar. Eso es parte de mí. Mi mamá era muy fuerte. Ella hizo todo lo que pudo para sacarnos de esa situación “.

El sábado por la noche, esa joven de Chicago entró al ring para retar a la entonces campeona mundial, Érica Farías. La determinación de la peleadora evidente, sabía lo que estaba en juego, sabía todo lo que había tenido que pasar para llegar a este momento y no estaba dispuesta a visitar la lona ni a ser derrotado nunca más.

Jessica peleó con bravura, era su noche, estaba dispuesta a todo para conquistar la corona superliviana y a pesar de que tenía frente a ella a una autentica titán del boxeo femenil, su espíritu y corazón la ayudar a salir avante.

Después de 10 episodios, Jessica se convirtió en la nueva campeona mundial superliviana del Consejo Mundial de Boxeo, llevándose  la ovación del público que tuvo la oportunidad de ver una auténtica guerra dentro del ring.

El Consejo Mundial de Boxeo felicita a Jessica por ser un ejemplo para toda la juventud y por convertirse en campeona mundial superligero del WBC. Así mismo, reconocemos la deportividad de Érica Farías, quien es y siempre será una gran representante del WBC, al aceptar respetuosamente la victoria de su rival.