suljosblog.com
28, 2, 2021

2021 El Año del Boxeo: “Noche de Campeones” a 15 años de su celebración


 

Fue un 28 de enero de 2006, habían pasado tan solo algunos meses desde que el huracán Wilma impactó con toda su fuerza a Cancún, uno de los fenómenos naturales más fuertes de su historia, que durante 72 horas no cesó entre lluvias torrenciales y vientos de hasta 295 kilómetros, los cuales dejaron devastación y una gran incertidumbre de una pronta recuperación económica. Cancún había sufrido un golpe de proporciones épicas, sobre todo en la zona hotelera y las playas.

En aquel entonces, el presidente del WBC, Don José Sulaimán, concentró todas sus energía y esfuerzos en ayudar a sus hermanos cancunenses, y de inmediato mandó toda la ayuda necesaria, enviando incluso dos camiones con contenedores de agua, alimentos y cobertores en apoyo a los damnificados.

 

Sin embargo, el apoyo no quedó ahí, pues como siempre lo hizo Don José, apostó al boxeo, sabía que este sería el bálsamo que Cancún necesitaba, como una forma de contribuir a la recuperación del estado, así que de la mano del promotor Pepe Gómez, llevaron a cabo un evento sin precedentes “Noche de Campeones” donde reunieron a 92 campeones del mundo entre ellos, Evander Holyfield, Ken Norton, Lennox Lewis, Roberto Durán, Julio César Chávez, Laila Ali, Michael Spinks, Floyd Mayweather Jr., Ricardo López, Héctor Camacho, Alexis Argüello, Jackie Nava, Wilfredo Gómez, Jeff Fenech, Carlos Zarate, Raúl Macías, Rubén Olivares, Ana María Torres, Jelena Mrdjenovich, Daniel Zaragoza, Erik Morales, Humberto González, por mencionar solo algunos, así como el famoso promotor Don King.

 

En palabras de nuestro querido presidente vitalicio: La Noche de Campeones envía un anuncio al mundo de que Cancún está de pie y en recuperación. A pesar de que recibió un duro golpe, Cancún tiene la tenacidad para levantarse de la lona para seguir en la pelea”.

 

Fue así, que con grandes y emotivos eventos donde participaron todas estas leyendas de boxeo, el mensaje fue recibido en todo el mundo, Cancún se había levantado, siendo sede de una histórico e inolvidable evento que marcó un antes y un después en aquel paradisiaco lugar pues a partir de aquella celebración se convirtió en un escenario boxístico al estilo de Las Vegas.